Archivos para febrero, 2016

DSCF3505

Durante el año 2014 tuve la suerte de viajar la ciudad de San Sebastián (España) como enviado especial de la revista Culturamas. El objeto era cubrir la firma que renovaría el contrato de patrocinio entre la energética Gas Natural Fenosa y el conocido festival de cine Zinemaldía. No sólo llevé a cargo mi tarea, sino que tuve el privilegio de conocer en persona a muchos de sus protagonistas. Además pude hacer sendas entrevistas. En la fotografía estoy con el actor Jose Coronado, (sin acento en su nombre, como a él le gusta) un galán de nuestro cine y uno de los mejores actores de su generación. Actualmente  está triunfando en televisión debido a la serie El Príncipe.

A continuación, el enlace del artículo que escribí al respecto en Culturamas:

http://www.culturamas.es/blog/2014/07/12/la-energia-y-el-cine-se-funden-en-cinergia/

 

Anuncios

Publicado en las revistas:

Todoliteratura.es, Literaturas.com, Escritores.org, Sede, Manifiesto Azul.

portada-un-fragmento-de-eternidad

images

Título: Un fragmento de eternidad

Autor: Gregorio Muelas Bermúdez

Género: Poesía

Editorial: Germanía

ISBN: 978-84-16044-33-7

Nº Páginas: 63

Encuadernación: Tapa blanda

Año de publicación: 2014

 

“Un fragmento de eternidad es el nuevo poemario de Gregorio Muelas. Un trabajo poético de altura, con ecos clasicistas, publicado en el número 10 de la colección “Viaje al Parnaso” de la editorial Germanía”.

La carrera literaria de Gregorio Muelas Bermúdez (Sagunto, 1977), ha pasado de ser prometedora a constatarse como un valor seguro. Su escritura, como trasunto de la vida, engloba sus debilidades, su pensamiento, pero sobre todo, la honda preocupación por ese estigma que sobre todos nosotros esculpe el Tiempo, la condición en fuga de estar vivo y saber que la Muerte se aproxima.

Gregorio Muelas, vehicula este poemario con el criterio y orden musical de una sinfonía; la concepción de su poética está suscrita a un germen musical, germen que durante el poemario se escenifica minoritariamente en rimas consonantes y mayoritariamente en rimas asonantes.

El poeta valenciano Rafael Coloma, redacta un prólogo notable en el que disecciona la estructura del poemario y a la vez confiesa encontrar un existencialismo latente que hilvana los diferentes bloques que conforman esta obra, un existencialismo que siempre subyace, vigoroso y reflexivo, en los tres temas principales del poemario: la Música, el Tiempo y la Naturaleza; no por nada, Coloma titula su prólogo de la siguiente manera: Música y paisaje.

En el año 2002, el escritor argentino Héctor A. Piccoli, publica un libro titulado Manifiesto fractal, en el cual propone a la comunidad literaria mundial, rescatar el ritmo y la musicalidad en la poesía para contrarrestar esa prosificación o versolibrismo prevalente, que tanto daño ha hecho a los contemporáneos amantes de la poesía clásica desde finales del siglo XX hasta la actualidad. Gregorio Muelas se suma a ese llamamiento abanderado por Piccoli y cultiva, entre otros formatos de su repertorio: la métrica en forma de soneto blanco o clásico, la rima jotabé, el heptasílabo, el verso libre y la asonancia.

El poemario comienza con un poema titulado “Preludio” que inaugura el discurso poético con la palabra «nada», curiosamente, podría considerarse a este poema una bisagra que ensambla todo su simbolismo con el último poema del libro, titulado “Nada”, formando un final-principio recursivo y eviterno, constituyendo un viaje desde la Nada al Todo, localizaciones donde la mirada del poeta revela su enamoramiento por la Vida y su fascinación por su efímero milagro: Pero sé que todo es final, / que todo acaba, / que sólo existen los instantes, / y que cada instante, / cíngulo del tiempo, / es un fragmento de eternidad.

 El primer bloque, titulado “Aurora y agonía”, se compone de dos sonetos —blanco y clásico respectivamente— que narran, casi en tono bíblico, la “aurora” de la formación del Universo, cuna y morada de la Música; y la “agonía” de la auto-coronación de Luzbel, siniestro Ángel Caído, como Señor de la Nada. Ambos momentos, tienen una importancia capital en la memoria del poeta, ya que, de esa culminación, nace su percepción de la Vida como un curso dual y binario de fuerzas complementarias, visión que vertebra el segundo bloque del poemario, “Música en la oscuridad”, pasaje que comienza con estos esclarecedores versos: Toda nota tiene su silencio. / También toda luz tiene su sombra.

El yo lírico de Gregorio Muelas se ubica en diferentes tribunas para pronunciar su alocución. En los sonetos: “Música callada” y “Olas al fondo”, utiliza la primera persona como ente presente y exclamativo, mientras que en los poemas: “Adagio”, “Bruckner” y “Schubert Park”, el foco emisor de su poesía es un narrador omnipresente. Los magmas de su mundo interior buscan, en todo momento, la forma más propicia para manifestarse. Ese ejercicio de adecuación, aderezado con el poder magnético de algunos arcaísmos que revelan un culturalismo, o relativismo posmoderno, denota una vasta formación y vocación en un autor que ama, respeta y cree en el valor de la palabra.

El cuarto bloque lleva por título “El peso de los días”, una alusión a la obra poética del poeta Blas Muñoz Pizarro, referente y amigo del autor, poeta al que además va dedicado uno de los poemas del bloque, “Otro cielo”. Pero también el título alude a ese agónico proceso de erosión que sufre el habitante citadino de las grandes y caóticas urbes, la soledad, la deshumanización, la prisa, una desazón reflejada perfectamente en poemas como “Hoy”: …entonces entonan vítores los televisores / y vuelan altivos los sueños / de los vivos murientes, / aquellos para los que el ayer no es más / que una borrosa instantánea, / una sonrisa congelada, / y el día a día un futuro sin presente.

En el cuarto bloque, además de la sombra del tiempo, incide argumentalmente una preocupación humanista, las descripciones del mundo y sus pobladores dibujan un panorama descorazonador, donde los seres humanos viven hastiados y llenos de carencias en un mundo desgastado y posmodernista. El poeta encuentra únicamente en las alturas de la poesía, pero no de una poesía cualquiera, sino de una poesía verdadera, auténtica, porque es forma de vida; una escalera hacia la belleza, ese axis mundi desde el que puede disertar sin ser juzgado, un lugar donde su alma de artista y su conciencia de hombre pueden dialogar armónicamente y de esa eufonía mística emerge su poemario, un poemario al que podríamos llamar exegético.

En el poema “Refutación a Adorno”, la palabra poética es para Gregorio Muelas un arma para luchar contra la injusticia y el olvido, un acto de civilización contra la sumisión y la barbarie, un elemento clave para defender, legar, constatar, vivir.

En el poema “Pessoana”, el amor nos dice que siempre ha estado ahí y se revela como otra luz que conquistar, otro arma que defender.

Ya en el quinto bloque, “Apuntes de paisaje”, como su propio nombre indica, es la Naturaleza quien inspira unos versos contemplativos, evocadores, que describen la belleza de un paisaje, el vuelo de un pájaro o un atardecer, al tiempo que inunda su poesía de pensamiento, de dolor, de nostalgia. En estos breves poemas el autor imprime siempre un ápice de esperanza; sus agrestes pinceladas dibujan una posible primavera en pleno otoño, un camino alternativo que podemos transitar sin pesadumbre.

En definitiva, Un fragmento de eternidad es un poemario atípico por su pluralidad de formatos poéticos, valiente por su apuesta literaria —tan formal como conciliadora— y un ensayo rico e ilustrador sobre el ser humano moderno y sus preocupaciones. Una excusa perfecta para reflexionar sobre nosotros mismos y nuestro entorno en este efímero lapso que es la vida. Su mensaje es un proyectil lanzado en dos direcciones, al conocimiento y al corazón, un mensaje que sin duda encontrará su destino en el amor y comprensión de los lectores.

Publicado en la revista Todoliteratura.es:

http://www.todoliteratura.es/noticia/9897/literatura/se-pone-a-la-venta-el-volumen-xxviii-de-algo-que-decir.html

También en El Cotidiano:

http://www.elcotidiano.es/ya-esta-a-la-venta-algo-que-decir-volumen-xxviii/

160217-algoquedecir28-003

FRONTAL ALGO Q DECIR XXVIII

En pleno estallido de la llamada «crisis económica» la institución valenciana Ateneo Blasco Ibáñez, proyectó editar una colección de poesía, narrativa y ensayo, con la finalidad principal de dar voz a aquellos autores que, por mecanismos del selectivo engranaje editorial, sistemáticamente quedan fuera de los grandes circuitos literarios. Con una empresa así de solidaria, allá por el año 2008, la colección “Algo que decir” comenzó a andar en un panorama social poco esperanzador. Hoy, ocho años después, no sólo es de celebrar que este proyecto continúe, sino que el denodado esfuerzo de su máxima impulsora, Isabel Oliver (presidente del Ateneo), así como la dispar y rica variedad de autores participantes, lo han convertido en un referente cultural, no sólo a nivel local, sino nacional.

Y es que cuando las cosas se llevan a cabo con voluntad y razón de ser, el objeto resultante va más allá de lo testimonial. Ocho años de andadura, a una media que supera los tres libros por año, dan para mucho. En esta colección tienen cabida, tanto los libros particulares de los escritores socios del Ateneo, como antologías artísticas que aglutinan diversas disciplinas, hasta analectas o compilaciones de manifiestos a favor de causas solidarias, como pueden ser los volúmenes XIV, Latidos contra la violencia de género y XXIV, Antología pro Derechos Humanos. 

La nobleza de esta causa ha propiciado que grandes plumas de la literatura valenciana se sumen a este proyecto sin poner trabas, a la hora de compartir encuadre, con autores de toda alcurnia e índole. Tal es el caso del poeta Ricardo Bellveser, quien además de ser Socio de Honor de esta entidad, ha sido y es un prologuista de lujo, prestando toda su sabiduría y generosidad, de forma desinteresada, como padrino y presentador de las voces literarias que “Algo que decir” recoge.

Así, en Algo que decir XXVIII, una pléyade de 77 autores componen una excelsa antología de poesía, narrativa y ensayo, entre la que destacan voces consagradas como: Francisco Brines, Jaime Siles, Jesús Huguet y hasta el propio Ricardo Bellveser. 328 páginas, con fotografías de sus autores en color y breves biografías. A continuación, la lista de autores participantes:

Isabel Oliver (prólogo)

Alberto Requena, Amparo Bonet, Amparo Carbonell, Amparo Gómez, Ana Fdez. de Córdova, Ana María Lorenzo, Ángela María Valdés, Antonia Sajardo, Antonio Capilla, Antonio Manuel Lucena, Antonio Molina, Antonio Montero, Antonio Prima, Antonio Quero, Antonio Vaqué, Begoña Soler, Carlos Gil, Carmen Sánchez, Celestino Álvarez-Cienfuegos, Conchita Bonell, Consuelo Ciscar, Cristina Cordón, David Acebes, Elia Cristi, Encarna Beltrán-Huertas, Encarnación Gómez, Encarnación Sánchez, Fernando Martín, Fernando Robles, Florencio Alejandre, Francisca Martínez, Francisca Llosá, Francisco Brines, Francisco de P. Blasco, Francisco Guillermo Domingo, Francisco Ponce, Gregorio F. Jiménez, Hasbia Mohamed, Heberto de Sysmo, Isabel Oliver, Isabel Rezmo, Jaime Siles, Javier Tallón, Jesús Huguet, Jesús Moreda, Joaquín Castillo, José Carlos Lloréns, José Francisco Juste, José Llorca, Josefina Alonso, Juan Emilio Ríos, Laura Font, Leonor Villaseñor, Luis Auñón, Manuel Giménez, Manuel Juan Ibáñez, Manuel Salvador, Manuel Vélez, María Antonia Diego, María José Martí, María Roca, Marta Abella, Maruxa Duart, Mercedes Huertas, Miguel Ángel Martínez, Pascual Huedo, Ricardo Bellveser, Rocío Biedma, Rosa García, Rosa María Lorenzo, Rosa Sellés, Rosa María Vilarroig, Toñi Chávez, Victoria Godoy, Víctor José Maicas, Verónica Victoria Romero y Víctor Vázquez.

El denominador común de todas estas personas, profesionales de la escritura, amateur o aficionados, es que tienen algo que decir, y es ahí donde radica una de las grandezas de este proyecto, que lo es a su vez de la literatura.

Sin pretenderlo, el Ateneo Blasco Ibáñez (Valencia) está siendo un ejemplo social y cultural para el mundo, sus principios de igualdad, de unión y creatividad, ofrecidos, no sólo como expresión artística del individuo, sino también como armónico pensamiento colectivo, trascienden la barrera del arte como entretenimiento o ejercicio estético, y su hondo mensaje, rutilante, imperativo, se inocula cada vez más profundamente en el subconsciente de nuestra sociedad.

Para comprar el libro desde cualquier parte contactar con:

Isabel Oliver. Tlfn: 679190051

PVP: 10 euros

Para obtener más información del Ateneo Blasco Ibáñez:

http://ateneoblascoibanez.com/

(El Ateneo también tiene un sello editorial propio: Ediciones Ateneo Blasco Ibáñez)

Publicado en la revista Caocultura:

http://caocultura.com/the-booksmovie-la-voz-de-los-poetas/

 

foto 1

 

 

The Booksmovie es un novedoso proyecto concebido por Roberto Rodes, un emprendedor con experiencia en ingeniería de telecomunicación y creativo cultural. Desde el principio, Roberto buscó el apoyo de dos profesionales con amplios conocimientos en dos campos desconocidos para él: María Luisa López, con experiencia en dirección de Marketing y Comunicación y Mari Carmen Gascón, doctora en Filosofía y Ciencias de la Educación y poeta.

Para explicar con pocas palabras esta iniciativa y en términos de uno de sus responsables: “The Booksmovie es un lugar, de acceso libre, para disfrutar de la poesía. Es un proyecto abierto a todos los poetas que tengan obra publicada y deseen publicar algunos de sus poemas recitados. Nos marcamos tres objetivos iniciales: apoyar la difusión y el reconocimiento a poetas, acercando su obra al público, crear un espacio confortable donde el lector/oyente pueda disfrutar de poesía de calidad y crear una archivo sonoro, Fonoteca de Autores Contemporáneos, poniéndolo a disposición pública y gratuita”, comenta María Luisa López.

Han comenzado por la poesía porque es algo que viven y disfrutan de una manera muy especial. El asesoramiento de la poeta Mari Carmen Gascón tiene mucho que ver con ello.

Hace ya dos años, este grupo de incansables trabajadores llevó a cabo la realización de un registro sonoro con las grabaciones de los poetas más relevantes de la cultura aragonesa contemporánea. Comprendieron entonces toda la relevancia de tener dicho archivo al observar que importantes poetas, referentes literarios, al morir, en la mayoría de los casos, no dejaban registros sonoros de calidad suficiente como para poder estudiar su obra. Un buen ejemplo de ello es la inexistencia de archivos sonoros de Federico García Lorca, poeta a quien todos ellos admiran y les hubiese gustado escuchar recitando.

 

Viendo los resultados de su trabajo, y conscientes de la trascendencia que tales archivos pueden tener, tomaron su esfuerzo como una tarea de responsabilidad y, apoyados por importantes poetas, decidieron, como  objetivo innegociable, dar la mayor visibilidad tanto a la figura del poeta como a su obra.

Para ello, crearon el objeto Bookmovie, un contenedor virtual capaz de unir el texto con la lectura del poema por el autor. El resultado es una manifestación cultural muy escénica y susceptible de ser expuesta en el ámbito multimedia.

Sus intenciones son claras: seguir creciendo y acercándose al mayor número de escritores y sumarlos a la fonoteca.  Al mismo tiempo, en estos días se han embarcado en un ambicioso proyecto: la publicación de El Candil de Diógenes, una Gaceta Poética audio-visual que dirige el editor y poeta Raúl Herrero, con artículos amenos y entrevistas a personajes de marcado interés literario.

Los dos proyectos, Fonoteca y Gaceta, son complementarios, creando un hábitat donde nuestros amigos poetas se encuentren cómodos.

Gracias a  diferentes poetas que van conociendo la actividad de The Booksmovie, son ellos los que van  proponiendo a sus organizadores tanto las ciudades a visitar como los poetas más interesantes a registrar. Ese es el único criterio de selección, el de los propios poetas.

Sin duda, The Booksmovie ha sido y es un proyecto acertado, necesario y abierto. No puede estar cerrado. Como todo proyecto cultural, ha de estar vivo y pivotar constantemente buscando nuevas manifestaciones artísticas. No ha hecho más que empezar el año y ya cuenta en su haber con más de doscientos cincuenta archivos registrados, grabaciones de más de ciento veinte poetas distintos en quince idiomas diferentes. Una gran familia que ya forma un grupo de más de seiscientos seguidores. Sin duda, 2016 será un año importante para Roberto, María Luisa y Mari Carmen. Su gran labor irá extendiéndose por toda la geografía española y merecidamente aumentará el número de esa gran familia.

20160224_210553

 

Desde el año 2000, y fundada por iniciativa de Paco Cortés Serrano, la localidad de Silla (Valencia),  cuenta en su haber con una agrupación artística que, lejos de disolverse, sigue afianzándose con el tiempo, por lo que siempre ha sido y es motivo de orgullo para sus vecinos, me refiero a la asociación Amigos de la Poesía de Silla, una congregación sin ánimo de lucro que, por difícil que parezca en estos tiempos, sólo persigue fomentar la poesía. Para ello, sus socios y simpatizantes realizan multitud de actividades, como recitales, homenajes, colaboraciones en libros de fiesta, libros de falla o de parroquias.

Entre sus muchos aciertos como asociación difusora de la cultura, se encuentra su famoso Certamen Poético Poe-Silla, concurso que ya va por su octava edición. Un premio al que concurren obras en castellano y valenciano y en el que han sido premiados poetas valencianos distinguidos, como Manuel Giménez González.

Así mismo, y como fruto de su esfuerzo colectivo y como baluarte a celebrar en su decimoquinto aniversario,   ha visto la luz recientemente su quinto libro, titulado Garbes, una antología poética de 187 páginas compuesta por 18 de sus socios, libro al que han precedido títulos como: Aplacant la set, Lliri blau o Fent camí. En dicho volumen participan con un agradecido comentario Vicenta Zaragozá Alberola (Alcalde de Silla) y Valentín Mateos Mañas (Regidor de Cultura y Memoria Histórica).

A continuación expongo el listado de participantes en Garbes, quinto volumen editado por esta asociación.

Francisco Cortés Serrano

Carmen Romaguera Carbonell

Vicent Vedreño Riera

Vicenta Benedito Pons

Mª Dolors Herraiz Giménez

Juan Simarro Gascón

Teresa Cantón Fernández

Margarita González Ortega

José Antonio Lozano Guasp

Josefina Alonso Díaz

Amparo Zaragozá Carbonell

Antonio Padilla Romero

Lola Francés

Gabriel Hernández

Rosa Sellés

José Carlos Lloréns

Encarni Pons Montañés

Pedro Piqueras

Los Amigos de la Poesía de Silla se reúnen los lunes en la Avenida País Valencià, número 37ª, bajo, a partir de las 19 horas. Están abiertos a conocer a todas las personas a quienes atraiga el arte poético y quieran participar de su proyecto y compartirlo; así que desde aquí les invito a conocerlos.

Para más información sobre la asociación:

https://amigosdelapoesia.wordpress.com/

Autor del video: Heberto de Sysmo

Música: Arvo Pärt (Spiegel im spiegel)

El Teaser de La soledad encendida puede verse en este enlace:https://www.youtube.com/watch?v=UGkpSBsEVhI

“La soledad encendida es un libro compuesto de 140 haikus que, como los propios autores manifestaron, basa su concepción del haiku en la preceptiva impartida por su maestro Vicente Haya.
Así los poetas tuvieron ocasión de referirse a matices de este formato poético tan particular, matices que determinan cuándo un breve poema puede llamarse haiku y cuándo no, algo que no queda muy claro tras la occidentalización de la poesía japonesa, menos aún, si observamos los libros de haiku en español que se editan actualmente.

Iván Vergara puso en valor la disparidad de géneros dentro del haiku que en el libro se ven representados, además de valorar positivamente el lenguaje sencillo con que se escriben, ya que ello hace posible dirigirse a público de todas las edades.
Gregorio Muelas explicó que esta primera edición del libro es numerada y un preciado objeto de coleccionista debido al trabajo artesanal de Sara García, responsable de un trabajo artístico exclusivo en cubierta y contraportada, además de las ilustraciones interiores.

El libro cuenta con colaboradores ilustres en el mundo del haiku, como Raúl Fortes, quien escribe un escueto pero denso epílogo para la obra, Mila Villanueva, encargada de introducir al lector con un interesante prólogo y Susana Benet, quien abre esta composición con una de sus magníficas acuarelas.”

Artículo de: Todoliteratura.es http://www.todoliteratura.es/…/los-poetas-valencianos-heber…

Vídeo de la presentación de La soledad encendida. Gregorio Muelas y Heberto de Sysmo. en la Librería Bartleby.

https://www.youtube.com/watch?v=sCb56e9EU5E

Reseña sobre el libro por Carlos Alcorta:

https://carlosalcorta.wordpress.com/2015/11/30/gregorio-muelas-bermudez-heberto-de-sysmo-la-soledad-encendida/

Publicado en Todoliteratura.es:

http://www.todoliteratura.es/noticia.asp?ref=9716&cadena=dormir_es_de_patos&como=2

 

IMG_0136

El pasado martes 20 de enero, el actor, director de cine, guionista y músico, Rodrigo Cortés (Pazos Hermos, Orense, 1973) presentó su último libro, Dormir es de patos (Delirio, 2015) en la librería Bartleby de Valencia. El cineasta estuvo acompañado por Fabio de la Flor, su editor, quien introdujo una nota de humor al evento con numerosos comentarios, de lo más dispares, convirtiendo la presentación en un pretexto para pasar un rato agradable en sintonía y conexión constantes con el público; algo a lo que contribuyó el talante de Cortés, quien trató por todos los medios de no solemnizar un acto en el que se presentaba —según sus propias palabras— «un libro de tontás».

Ya de entrada, sorprende el formato del libro, 11 x 11 centímetros, adscrito a la colección Tragos, «un libro redondo dentro de un cuadrado» Fabio de la Flor. Pero a medida que uno se adentra en él, enseguida advierte que ese omnipresente humor que todo lo inunda, no es gratuito e intrascendente, esa impronta de comicidad no es sino un vehículo de la ironía, de la crítica y en definitiva, del pensamiento. Rodrigo Cortés, afamado director de películas como: Buried (2010) y Luces rojas (2012), escribe aforismos, y lo hace muy bien, la mayoría son ácidos, mordaces, luminosos y condensadores, pero sobre todo, breves. No es la primera vez que Cortés aglutina un proyecto literario en formato libro, A las 3 son las 2 y Sí importa el modo en que un hombre se hunde, son aforismos y novela, respectivamente, ambos editados por Delirio y antecedentes bibliográficos del libro que nos ocupa. Ello unido a la colaboración que su autor mantiene en el diario ABC, “Verbolario”, una sección donde, semanalmente este inquieto orensano, desnuda, ausculta, radiografía y  revaloriza una palabra.

La densidad, o no densidad del libro —puesto que es una máquina de despresurizar conciencias—, unida a su tamaño, lo convierten en un buen acompañante, en un libro de bolsillo por lo práctico de lo físico, y en un libro de consulta por lo preciso de lo sutil. Abriendo el libro aleatoriamente por cualquiera de sus páginas, uno puede encontrar microhistorias que destilan toda una gama de sensaciones cotidianas, un elenco de virtudes entre las que destaca sin duda, el humor.

En los tiempos que corren no es bueno dejar pasar una oportunidad de sonreír, Rodrigo Cortés y su Dormir es de patos nos invitan a ello, 154 páginas de subsinceridades que conforman un retrato involuntario, el desnudo integral de un artista polifacético que no sólo entretiene, sino indaga con sus perversiones la naturaleza misma del ser humano.