Etiquetas

, , , ,

blog_ignis

Un niño pobre observa a través del ojo de una cerradura una gran comilona de personas pudientes. Así comprueba la insultante opulencia, ambición, desenfreno. El hartazgo, las drogas, el sexo. La tiranía del poder. La hipocresía, la crueldad y la soberbia. Muy abatido, el niño se marcha de allí entonando una plegaria.

IGNIS

(FUEGO)

Hablante lírico 2 (Voz infantil)

Manifiéstate,

acude a los rituales de esta noche

inacabada.

Concede el privilegio de tu baile

a los adoradores de tu germen.

En ti, los atavíos de una Estrella

son luz, sublimación de son y viento.

Te invoca el hombre en llamas.

Arde para ser culmen del propósito

de aquellos que festejan tradiciones,

quema sus impurezas y sus miedos

demuestra tu naturaleza extraña.

Nadie agradecerá tu nacimiento,

no quedará de ti ningún rescoldo

por más que dignifiques la ceniza.

Poema inédito

(Lágrimas traveseras, Heberto de Sysmo)

Publicado en la revista cultural Sede:

http://sederevista.com/ignis

Anuncios